Viaje a Dubrovnik  del 25 de abril al 2 de mayo

   Una vez más, varios socios de IPA Madrid tuvimos la ocasión de disfrutar del espíritu de compañerismo que caracteriza a nuestra Asociación, al participar en la Semana de la Amistad organizada por IPA Dubrovnik.

     Los responsables de la delegación regional de esa provincia croata demostraron una perfecta organización durante este evento, en especial quien ha sido el alma mater del mismo: el compañero Vlaho Lujo, Jefe de la policía de fronteras en dicha provincia. Vlaho se volcó literalmente con el grupo, compuesto por 55 personas, procedentes mayoritariamente del Reino Unido (Londres y Escocia), Canadá, Estados Unidos y España (Madrid, Castilla-León, Extremadura y Galicia), siendo los madrileños los más numerosos de este grupo de españoles, compuesto en total por 20 personas, además de haber promovido desde nuestra delegación la participación en esta Semana.

     Se visitaron tres países: Croacia, Bosnia-Herzegovina y Montenegro. Y en cada uno de ellos lugares emblemáticos como la propia ciudad de Dubrovnik, denominada La Perla del Adriático, la isla de Kórcula, y las Islas Elaphite, en Croacia. Móstar, en Bosnia, con su emblemático puente, reconstruido por las tropas españolas tras el conflicto que sufrieron todos estos países de los Balcanes en la década de los 90, anteriormente unidos en la antigua Yugoslavia, y lugares de gran belleza en la denominada Bahía de Kotor, en Montenegro, con unos paisajes plagados de fiordos que nada tienen que envidiar a los de Noruega. También visitamos aquí uno de los hoteles más emblemáticos del mundo, construido en el antiguo monasterio de San Stefan, que ocupa una pequeña islita unida a tierra por un estrecho itsmo. En él se han alojado varios reyes, entre ellos el nuestro actual.

     Visitamos también otros lugares con gran encanto e interés histórico, como Ston, en la península crotata de Peljesac, que cuenta con una muralla de más de 5000 metros de longitud, y que es la segunda más larga del mundo, después de la de China, la isla de Kórcula, donde se halla la ciudad amurallada del mismo nombre, con edificios medievales, entre los que se encuentra la casa de Marco Polo, que todos pensábamos que estaba en Venecia, y que pese a todo no andábamos equivocados, ya que esta pintoresca isla perteneció durante muchos años a la ciudad de gobernada por el Dux.

     También resultaron tener un encanto especial las ciudades montenegrinas de Kotor, con una fortaleza situada en lo más alto de una de las montañas que bordean el fiordo desde la que se puede contemplar uno de los más bellos paisajes del mundo, aunque la ascensión hasta ella solo está al alcance de los más jóvenes y en forma, y la ciudad de Perast, frente a la que se encuentran dos pequeñas islitas, una natural y la otra artificial, con sendas ermitas en cada una, a cual más bella.

     Pero la guinda a las magníficas excursiones programadas la puso el compañero Vlaho, en la última de ellas, concretamente en la que se hacía un recorrido por el archipiélago de las islas Elaphite, cercanas a Dubrovnik. Todo el grupo nos embarcamos en una nave al estilo de las antiguas carabelas, sobre la que si izó la bandera de IPA, y en la que vivimos unos momentos muy agradables.

     El viaje incluyó, como no, una cena de gala, celebrada en un típico caserón rural croata, amenizada por músicos que interpretaron canciones tradicionales mientras disfrutábamos de los platos típicos del país.

     Al final, hubo unas palabras de agradecimiento y un intercambio de obsequios entre los organizadores, los representantes de cada uno de los grupos que participamos en el evento y los presidentes de las secciones de IPA de los tres países que visitamos durante el transcurso de esta Semana de la Amistad inolvidable.

cache_40094779

Ver más fotos